Algunas razones por las que ganas peso


Cuando se tienen hábitos saludables, como hacer ejercicio y una dieta sana, pero su cuerpo sigue aumentando de peso de una forma injustificada, es una clara señal de que algo no anda bien. La existencia de varios síntomas pueden ser señal de alguna enfermedad, el aumento de peso también puede indicar que hay algún tipo de desequilibrio en el organismo, por esta razón es importante prestar atención a esta señal e intentar averiguar y tratar cual es la causa detrás del aumento de peso para detener ese exceso de peso y permitir al cuerpo volver a su peso ideal y saludable.


Le detallamos distintas razones y factores que pueden estar ocasionando un aumento de peso, como son las siguientes:


  1. No obtiene suficientes grasas saludables.

Las dietas bajas en grasa a menudo son ricas en hidratos de carbono que suelen aumentar el riesgo de aumentar de peso así como de padecer diabetes o enfermedades del corazón.

Por otro lado, según un estudio realizado en Harvard,  las dietas ricas en grasas saludables, como los aguacates, nueces, semillas y aceite de oliva, ayudan significativamente a la pérdida de peso.


  1. Azúcar, jarabe de maíz y aditivos.

Los azúcares no sólo hacen engordar sino que aumentan los antojos de alimentos por lo que se tiende a comer más.

El jarabe de maíz alto en fructosa, se encuentra en muchos alimentos envasados como por ejemplo las barritas de cereales o la salsa de tomate, es necesario que se eviten.

Evite las comidas que contienen conservantes.


  1. Metabolismo lento.

Cuando el metabolismo se ralentiza se genera un aumento de insulina, que puede provocar inflamación y estimular al cuerpo a convertir las calorías en grasa que se deposita en el abdomen.


  1. Mala digestión.

Las intolerancias alimenticias como tener un nivel bajo de bacterias beneficiosas así como las infecciones gastrointestinales pueden dificultar la digestión y contribuir al aumento de peso.

Aumente el consumo de probióticos que ayudan a mejorar el funcionamiento adecuado del sistema digestivo.


  1. Desequilibrio hormonal.

Mantener el equilibrio de los neurotransmisores y las hormonas ayudan en el control de peso saludable.

El estrés crónico puede provocar altos niveles de insulina y cortisol en la sangre, disminuye la función adrenal contribuyendo al exceso de peso.

La glándula tiroides regula el metabolismo el cual impacta directamente en el peso, el nivel de energía y el estado de ánimo.

Los problemas de tiroides causan una serie de síntomas como el aumento de peso, estreñimiento, pérdida de cabello, fatiga, depresión y cambios de humor.

El control del estrés es muy importante ya que cuando existen altos niveles de estrés se queman menos calorías.


Por tanto, para el mantenimiento de un cuerpo y un peso saludable se aconseja comer alimentos sanos y practicar ejercicio, mantener las hormonas y neurotransmisores equilibrados y eliminar las toxinas del cuerpo.